jueves, 14 de abril de 2011

RESEÑA 1

El estado es el principal responsable de los problemas ocasionados por los ingenios en el valle del cauca. Este es uno de los argumentos planteados por la Profesor  Oscar González de la universidad Santiago de Cali (Palmira) en su Ensayo “El estado promueve la destrucción del ambiente”
El profesor Oscar González tiene en estudios de biología en la universidad nacional, especialista en biología y química en la Santiago, y estudia en estos momentos una maestría en procesos biológicos y químicos en la plantación.

Para defender su tesis se ha basado en dos ideas principales, la falta de garantías y rigidez en las políticas estatales ha ocasionado una falta de concientización por parte de las organizaciones privadas.
Los tratados y decretos que se firman en el país son infringidos por las entidades privadas debido a falta de entes que los regulen.
En Colombia se han establecido unos derechos fundamentales en nuestra constitución, los cuales muchas veces no son respetados por la entidades privadas y el Estado en la mayoría de las veces no se encarga de salvaguardar la integridad de los ciudadanos, citando el caso en concreto podríamos mencionar que es injusto como los ingenios en la quema de caña de azúcar producen demasiadas consecuencias negativas como lo son las enfermedades respiratorias, la afección en ciertas oportunidades en los ojos, además de los daños ocasionados al ambiente, según la constitución política Colombiana en el artículo 3 que es El estado el encargado de salvaguardar los derechos de los ciudadanos, Debido a múltiples informes y estudios que se han hecho la quema de caña de azúcar, se ha demostrado que esto genera complicaciones pulmonares en las comunidades aledañas, y el gobierno no se ha encargado debidamente de esto.

En nuestro sistema jurídico se han implementado algunas disposiciones para intentar proteger el ambiente de nuestro país, la principal conocida es el decreto  con fuerza de ley 948 de 1995 en el cual se  prohíbe el daño al ambiente, se mencionan las causales y se imponen sanciones.
Para evidenciar la falta de compromiso que tiene nuestro Estado respecto al tema ambiental queda demostrado en los permisos especiales que han sido asignados a los ingenios, en los cuales se les permite emitir dióxido de carbono a la atmosfera pagando unas multas mínimas en comparación con el daño ambiental causado en la capa de ozono.
El poco interés también queda demostrado en que se no se imputan las sanciones, el índice de corrupción en nuestro país es de más del 34% según el último informe de las naciones unidas.
Podemos concluir entonces que el estado tiene igual o mucha más responsabilidad en las afecciones que sufren los ciudadanos en el ambiente, para eliminar esto deberíamos tener empresas mucho más comprometidas con la sociedad en general y con un estado mucho mas riguroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario